Blog. Es hora de evolucionar

FERNANDO TORREGROSA (@Fetorregrosa) | Mayo 2020

Las administraciones públicas están obsoletas, caducadas, anticuadas, pasadas... Como ejemplo de esto que estoy diciendo, voy a poner a la pandemia del Covid-19, que esta asolando el mundo y que toda la ciudadanía está viviendo con tanto sufrimiento.

Uno de los principales motivos por los que se crearon las administraciones públicas, y que cualquier ciudadano priorizaría sobre el resto de funciones, es que fueron creadas para proteger y cuidar a los ciudadanos. A día de hoy, muchas de nuestras administraciones públicas son incapaces de realizar esta función.

Por desgracia, el ser humano, la mayoría de veces reacciona cuando hay un estímulo exterior superior. En leguaje coloquial, hasta que no nos dan una bofetada no reaccionamos.

El Covid-19 ha venido para darnos una de las mayores bofetadas de la historia de la humanidad. El Covid-19 está demostrando que la sociedad mundial, a día de hoy, es débil, es vulnerable y no esta lo suficientemente avanzada para defenderse en estas situaciones críticas.

Nunca antes se había dado una situación como la que nos está tocando vivir, estamos sufriendo por cada muerte que esta habiendo en el mundo, es de un dramatismo brutal y que nos va a dejar muy tocados por dos principales motivos.

Primero, el Covid-19 es un rival muy fuerte, se contagia muy rápidamente, muta, se adapta como pocos virus y se está llevando muchas vidas por delante.

La segunda característica que sabemos que va a derivarse de esta situación, es que se va a generar una crisis económica de dimensiones nunca conocidas anteriormente.

Estos dos motivos hacen que las consecuencias que esta pandemia nos va a hacer pagar sean demasiado altas, y lo más grave para mi, que podríamos haber evitado muchas víctimas mortales y haber disminuido el impacto económico. No lo digo por demagogia, lo digo porque lo creo de verdad.

Desde hace mucho tiempo vengo avisando que las administraciones públicas deben adaptarse a los nuevos tiempos, deben modernizarse, deben subir a sus funcionarios técnicos de la información y las comunicaciones (TICs) a los puestos de alta dirección.

Nuestra sociedad actual tiene herramientas para hacer frente y ofrecer mayor resistencia al Covid-19. Estas herramientas que propongo no son futuristas, son actuales y están con nosotros desde hace unos cuantos años.  Mi mayor indignación viene porque se están produciendo muchas muertes que serían evitables si nos dejaran usar estas herramientas.

Para hacerles una idea de esto que estoy diciendo, les voy a poner un ejemplo sorprendente y que sólo pueden defender los juristas.

"Un ayuntamiento actualmente tiene menos datos de sus ciudadanos que una app de linterna gratuita que muchos de nosotros llevamos en nuestros móviles".

El motivo es que los juristas dicen que esos datos no los pueden tener las entidades públicas. Aunque esos mismos datos los tenga Pepito (creador de una app de linterna que hace luces) y los utilice para lucrarse. Pero sin embargo, una AAPP que su función es proteger a todos los ciudadanos, que no va a traficar con esos datos, que los va a proteger con niveles de seguridad máximos, no puede tener esos mismos datos que tiene el propietario de la aplicación de linterna.

Con este planteamiento, ¿de que nos van a servir estas AAPP?, ¿que tipo de protección pueden darnos las AAPP?, ¿queremos este tipo de AAPP?.

Para hacer un símil, es como decirle a un médico, que opera en un quirófano, que no puede tener un bisturí porque puede matar con esa herramienta. ¿Se imaginan si en plena operación quirúrgica, ésta se complica y el médico ha de utilizar una herramienta para salvarle la vida y no puede utilizarla porque previamente no le ha pedido el consentimiento expreso?¿alguien en su sano juicio puede defender esta postura?, ¿algún ciudadano se siente desprotegido si el médico que le este operando lleva un bisturí en la mano o utiliza todas las herramientas existentes para salvarle la vida?. Esta es la mentalidad y los conocimientos de los juristas actuales.

Señores juristas, queda demostrado que la sociedad actual se les queda grande, no están preparados, no nos están protegiendo, si no todo lo contrario. Están atando de pies y manos a la sociedad para que no pueda defenderse. Necesitamos urgentemente evolucionar. Póngannos a los TICs en los altos puestos de las entidades públicas, modernicen la sociedad, no nos pongan excusas, hagan esos cambios y las AAPP protegeremos a los datos y a los ciudadanos.

El mensaje, breve y conciso, que quiero transmitir a los juristas y a los políticos, es el que titula este artículo.

"Es hora de evolucionar"

Debemos poner a disposición de las administraciones públicas, y sólo de estas, todos los datos que nos puedan ayudar a evolucionar como sociedad y que puedan darnos unos servicios del siglo XXI. Debemos permitir la geolocalización de los ciudadanos, debemos permitir anticiparnos a catástrofes analizando el mayor número de datos posibles, debemos utilizar todo el potencial que nos brindan los dispositivos móviles, debemos aprovechar y poner a disposición de los servicios públicos toda la tecnología posible.

Señores juristas y políticos, no tiene justificación alguna que no estén permitiendo a las administraciones públicas evolucionar tecnológicamente para salvar vidas. Esto es injustificable e inmoral. Están demostrando que no tienen nivel para liderar esta nueva sociedad.

No nos vengan con excusas de ley de protección de datos, no nos vengan con excusas de evitar etiquetas a los ciudadanos, no nos vengan con excusas que hay que frenar la tecnología porque puede coartar nuestra libertad, no nos vengan con milongas y cuentos chinos, protéjannos de verdad.

Los datos dentro de las administraciones públicas están protegidos, no hay peligro, sólo hay ventajas. Las administraciones públicas tenemos en nuestro poder todos los padrones de los ciudadanos, tenemos datos de salud de todos los ciudadanos, tenemos números de teléfono de los ciudadanos, tenemos millones de datos sensibles,..., no nos pongan excusas y nos digan que no podemos tener datos útiles para salvar vidas.

Las administraciones públicas estamos acostumbradas a proteger este tipo de datos, tenemos medidas de seguridad de máximo nivel, tenemos experiencia en utilizar los datos solo para la finalidad que han sido recabados,..., no nos pongan excusas.

Todos los ciudadanos queremos que nuestras entidades públicas estén dotadas del mayor número de recursos y herramientas para actuar eficientemente en los casos que se requiera. Si dejan que las administraciones públicas tengamos todos los datos útiles posibles, el personal público tendrá más herramientas para cumplir mejor su labor, hará que salvemos vidas de verdad, hará que los ciudadanos estén más protegidos, hará que podamos actuar en la mayor brevedad de tiempo posible, en definitiva hará que mejore la protección ciudadana y nuestra sociedad en general.

Los TICs de las administraciones locales (ATIAL) ya lo veníamos avisando desde hace mucho tiempo, las administraciones públicas deben evolucionar, deben modernizarse, deben reinventarse, deben poner en sus cargos de dirección y de decisión al personal TIC. Deben tener más herramientas en forma principalmente de datos, para poder cumplir con su trabajo. El timón de las actuales administraciones públicas debe ser conducido principalmente por los TICs, hay que modernizarlas, actualmente están obsoletas, no funcionan como deberían, no pueden cumplir con sus funciones más importantes de proteger a los ciudadanos. Hay que volver a centrar el foco en el ciudadano y en los servicios públicos mas básicos e importantes, para dotar a nuestras AAPP de los recursos necesarios.

Las modificaciones que se deben hacer inmediatamente no son muchas, no son imposibles, son 2 y dependen de la voluntad de los juristas y de los políticos.

Como primera modificación, vemos imprescindible poner a los TICs al frente de las AAPP. Esta modificación ya la empezaron a hacer hace muchos años las empresas privadas. El mundo en el que vivimos es diferente y la tecnología es imprescindible y un eje fundamental de nuestra sociedad.

La segunda modificación imprescindible a realizar es que hay que permitir que dichas entidades manejen la máxima cantidad de datos para poder adelantarse a enemigos tan fuertes, inteligentes y complicados como el Covid-19. Si las AAPP no tienen toda la información necesaria, nunca acabaremos con los Covid XX que vengan y el precio que pagaremos será muy alto tanto de salud, como económico.

Señores juristas y políticos, no miren hacia otro lado, no escurran el bulto, no pongan excusas, evolucionen nuestra sociedad, salven nuestras vidas y protéjannos de verdad.

No es una opción, es su obligación.

Es hora de evolucionar nuestra sociedad.

 

Fernando Torregrosa Navarro
Presidente de ATIAL

Artículo de opinión publicado en el
Periódico Digital Valencia Plaza el 11/05/2020